Preguntas Frecuentes

La duración de cada sesión varía de acuerdo a la zona a tratar, sin embargo, el tratamiento más corto dura aproximadamente 15 minutos y lo más largo 1 hora aproximadamente.
El número de sesiones dependerá de cada paciente ya que todos somos distintos y reaccionamos de manera diferente al láser (dependerá del color de pelo, zona a tratar, tipo de piel, etc.) Es así como hay pacientes que en la cuarta sesión ya ven una disminución de más del 80% del crecimiento de pelos nuevos y otros necesitarán 6 u 8 sesiones. Para la mayoría de los pacientes 6 sesiones es lo que tardan en tener el resultado final.
Al igual que con cualquier tratamiento, siempre hay posibles efectos adversos asociados. La gran mayoría de los posibles efectos adversos dependen exclusivamente del cuidado post tratamiento que tenga el paciente. Los efectos adversos pueden ser: enrojecimiento, ardor leve, cambios en la pigmentación de la piel entre otros. Normalmente, si esto ocurre, es pasajero y se resuelve en unos pocos días o semanas. Inmediatamente después del tratamiento láser el área enrojecerá y aparecerá edema que puede durar unas 2 horas o más. Lo bueno es que, en caso de presentar alguno, son sólo cambios transitorios que después de un período de tiempo revierten.
La energía láser se aplica a través de un mango pequeño que maneja un profesional del área médica. El láser aplica un rayo de luz intenso, que se absorbe en la piel y se convierte en calor. Entonces las células sobre las que se aplica el tratamiento (melanina) absorben dicho calor, mientras que el tejido circundante permanece intacto. La piel del paciente puede enrojecerse ligeramente inmediatamente después del tratamiento. Esta situación normalmente dura de unos minutos a varias horas tras la aplicación.
Se debe evitar la exposición al sol al menos dos semanas antes del tratamiento y dos semanas después ya que al ser un tratamiento láser se corre el riesgo de generar una hiperpigmentación (manchas oscuras en la piel). No blanquee la piel, ni depile con pinzas ni cera la zona mietras dure el tratamiento. No usar bronceadores ni nada que pigmente la piel. Espere a que desaparezca el bronceado antes de comenzar el tratamiento. NUNCA olvidar el uso de bloqueador en todo momento.
Los tratamientos con láser y luz se han utilizado durante muchos años de forma segura para diferentes aplicaciones médicas y estéticas. Nuestro láser de Alexandrita GentleLase Pro cuenta con certificación FDA y CE, garantizando que es un equipo que cumple con los más altos estándares de seguridad y calidad.
Si bien el dolor es una sensación subjetiva, la mayoría de las pacientes que han probado la depilación con GentleLase Pro de Candela refieren sentir menos dolor que con otras tecnologías como díodo o IPL. Esto se debe al exclusivo dispositivo dinámico de refrigeraciónTM (DCDTM) patentado que prepara la piel para el tratamiento mediante la pulverización de criógeno con una duración regulable en milisegundos antes del pulso del láser. El Dispositivo dinámico de refrigeración ayuda a garantizar que los tratamientos son tan cómodos como eficaces ya que al proteger la piel, permiten usar mayores energías que con un láser con enfriamiento de contacto común.
La energía láser se aplica a través de un mango pequeño que maneja un profesional del área médica. El GentleLase Candela es un sistema que produce un intenso pero suave destello de luz que calienta y destruye las lesiones pigmentadas benignas sin dañar los tejidos y estructuras adyacentes generando una quemadura superficial y controlada de la lesión y/o zona a tratar. Esto estimulará los procesos de cicatrización propios del cuerpo renovando las células de la capa superficial de la piel. La macha se oscurecerá al cabo de unos minutos y generará una costra que luego dará paso a una nueva piel levemente rosada que seguirá el curso de cicatrización normal(tal como si fuera una quemadura superficial) con un mayor contenido de colágeno y elastina. Es importante cuidar la piel después del tratamiento con cremas humectantes para garantizar un resultado satisfactorio.
Si bien no es común y nuestro personal está altamente capacitado para prevenir estos eventos, existe una leve posibilidad de tener una quemadura con el láser. La mayoría de estos casos se dan porque la paciente está bronceada o está tomando algún medicamento fotosensibilizante que altera la correcta función del láser y no le avisó al personal clínico. Sin embargo, no hay que preocuparse ya que las quemaduras con láser son muy superficiales y en la mayoría de los casos no dejan marca y duran muy poco tiempo.
En el raro caso de tener una quemadura con láser lo más importante es avisar al personal de la clínica y mantener la zona hidratada ya que se hará una pequeña costra que NO HAY QUE RETIRAR NI RASCAR ya que cuando se caiga, abajo estará la nueva piel sana. No exponer la zona al sol y usar bloqueador solar, incluso en días nublados.
¡No! Eso es un mito. El hecho de usar rasuradora no hace salir más pelo ni que éste salga más grueso. Además, al estar en un tratamiento láser, los pelos van a ir disminuyendo y se van a notar cada vez menos. Si los sigues retirando con pinzas o cera, vas a interferir con el tratamiento láser y no será efectivo.
No es necesario que se vean los pelos para que la luz láser alcance la raíz. El láser trabaja por afinidad con el color de la melanina (sustancia que le da el color al pelo) y tiene un nivel de penetración a la altura de la raíz de los pelos por lo que se garantiza un tratamiento efectivo a pesar de que no se vean los pelos en la superficie.
Para tratamientos de lifting facial y tensado, Ulfit entrega alta energía de ultrasonido microfocalizado a distintas profundidades de la piel lo que provoca una pequeña lesión que estimula un aumento de colágeno en la zona y puntos de anclaje para producir el efecto de levantamiento deseado. Para tratamientos de modelado corporal y eliminación de grasa, Ulfit utiliza una modalidad de MFCU (Macro Focused Circular Ultrasound) la que sólo ataca las células grasas por medio de energía ultrasónica destruyendo el adiposito logrando una figura más delgada y contorneada.
Los tratamientos de lifting y tensado facial son ideales para personas preocupadas por las líneas de expresión, arrugas finas y flacidez de la piel. Si tienes problemas para eliminar los depósitos de grasa rebeldes (abdomen, muslos, etc) el modelador corporal de Ulfit es el indicado. Ambos tratamientos, corporal y facial, son ideales para pacientes que quieren evitar los riesgos o complicaciones de las cirugías y/o no están dispuestas a someterse a un tratamiento invasivo.
Los tratamientos faciales con el Ulfit han sido diseñados para disminuir las arrugas, eliminar las líneas finas y la flacidez de la piel alrededor de los ojos, la boca, la frente, el mentón y las líneas de la papada. También se puede lograr una buena defición del ángulo del rostro. Los tratamientos corporales con el Ulfit son ideales para disminuir asentamientos de grasa persistentes o celulitis y flacidez en el abdomen, los muslos, los flancos de la espalda y el escote.
No se requieren ninguna preparación ni medidas de precaución antes de su tratamiento con el ULFIT. No hay absolutamente ningún tiempo de inactividad o reposo necesarios asociados, por lo que después del tratamiento puede volver a su rutina diaria normal.
Para los tratamientos faciales, se pueden ver algunos resultados momentáneos inmediatamente después de la sesión, pero se los resultados óptimos finales se verán en el transcurso de 4 a12 semanas después del tratamiento. La mayoría de los pacientes sólo requieren una sesión, sin embargo, hay algunas excepciones que pueden requerir una sesión de repaso. Para los tratamientos corporales, los pacientes experimentarán algunos efectos iniciales de tensado, pero se deben esperan los resultados óptimos en el transcurso de 4 a 12 semanas después del tratamiento. La cantidad de sesiones variará de un paciente a otro según sus objetivos personales, sin embargo generalmente son necesarias sólo tres sesiones.
WhatsApp chat